La bodega

Nave de crianza

La mayor de las Naves de crianza de la Bodega, inaugurada en 1991 y edificada sobre 6.720 m 2, es espectacular por su columnado de arcos de medio punto, que dan un ambiente severo y misterioso, recogido y eclesiástico. Este bosque de columnas ha hecho exclamar a muchos visitantes "Bodegas Irache es una auténtica catedral del vino".

Esta nave destinada a la crianza de los vinos tiene una capacidad de 10.000 barricas bordelesas de roble americano y francés. En un lateral de esta gran nave se encuentra un espectacular botellero para 3 millones de botellas. Perfectamente alineadas y organizadas por tipos de vinos y añadas permanecen en reposo a temperatura constante.

Es aquí donde crianzas, reservas y grandes Reservas concluyen su fase definitiva de maduración adquiriendo un conjunto de matices que junto con el proceso de elaboración y envejecimiento, reflejan las señas de identidad de Bodegas Irache.

Depósitos de acero inoxidable

La nave de elaboración cuenta con depósitos de acero inoxidable autovaciantes y con camisa de refrigeración que permiten realizar una fermentación a temperatura controlada.

Dispone de una planta de embotellado con capacidad para 6.000 botellas hora con nueve depósitos nodriza de acero inoxidable de 25.000 litros cada uno.

En otra zona de la gran bodega se alzan 23 depósitos de acero inoxidable de 70.000 litros cada uno, controlados e instalados con la tecnología más moderna existente. El recinto esta termorizado de forma que la temperatura se mantiene adecuada y constante.