Museo del vino

Se trata del edificio más antiguo de la bodega construido en 1891 y habilitado como museo desde 1991, donde se dispone de una colección de más de 200 piezas antiguas relacionadas con el vino. En su cava centenaria se guarda una colección privada de cosechas excelente de las siguientes añadas: 1933, 1940, 1955, 1964, 1970, 1973, 1976, 1978, 1981, 1982, 1984, 1985, 1987.

Cosecha 1933

De esta cosecha quedan muy pocas botellas, la familia las guarda celosamente en la cava centenaria. Este gran vino sólo se bebe en acontecimientos muy especiales, como celebraciones religiosas, onomásticas o para compartir con amigos. Muy pocos son los que pueden disfrutar de un vino de tantos años.

Este vino hay que beberlo con respeto y calma. No hay que pensar que por ser un vino de tantos años ha de estar oxidado, evolucionado, bien al contrario, al estar bien conservado ha desarrollado plenamente los aromas balsámicos: tomillo, clavo, pimienta... y su excepcional sabor a miel. A estas botellas de vino se les han cambiado los corchos cada 10 años y han permanecido tumbadas a 14º de temperatura, sin luz. Antes de beberlo hay que dejarlo oxigenar aproximadamente media hora.